1390575211christiandaes1

Tecnoglass duplicaría ventas tras su incursión en el Nasdaq

Para el 2015 tiene asegurados $ 750.000 millones y le apunta a US$ 1.000 millones en 5 años.

“Inmejorable”. Con ese calificativo rotundo contesta Christian Daes, el presidente de la empresa barranquillera Tecnoglass, cuando se le pregunta cómo va el negocio. Y no es para menos, pues ya venía creciendo al 30 por ciento y se pegó una disparada aún mayor desde enero del 2014, tras incursionar en el Nasdaq de Nueva York. El empresario le habló a Portafolio de este proceso.

¿Qué viene para la empresa?

Este año facturaremos entre 750.000 y 800.000 millones de pesos y en el 2016 estaremos en el billón de pesos o muy cerca, que es exactamente el doble del 2014. Nosotros recibimos los pedidos con año y medio o dos años de anticipación y por eso lo sabemos.

¿Qué tanto tiene que ver esto con su llegada al Nasdaq?

Es una combinación de factores, pero nos convino mucho la salida al Nasdaq porque a raíz del respaldo adicional que recibimos tenemos capacidad de fondeo de más de 500 millones de dólares y esto se ha traducido en que el mercado en Estados Unidos ha sido ‘violento’ en los últimos dos años y va a ser muy interesante en los próximos dos. Hemos capturado parte de ese mercado y por eso las ventas van a subir muchísimo.

¿Cómo ha sido esto?

Hace solo un año EE. UU. representaba el 40% de nuestras ventas, Panamá el 10 % y Colombia el resto. Colombia pasará a ser 25%, Panamá se queda en el 10 y Estados Unidos sube al 65% entre el 2015 y el 2016.

¿Cómo va la ampliación de su planta en Barranquilla?

Le hemos metido 130.000 millones de pesos a las ampliaciones y nuevas tecnología. Prácticamente estamos construyendo una ciudad: son 40 mil metros cuadrados, estamos montando nueva línea de aluminio (la quinta), nueva línea de pintura y de laminado, y una nueva tecnología que nos va a permitir ser más competitivos. El anuncio lo haremos en marzo, porque como somos públicos hay que esperar; la idea es estar en plena producción en agosto próximo.

¿Cuándo estará todo listo?

En marzo estará listo el 30% de la maquinaria que se compró, en mayo otro 25% y el otro 45%, el primero de agosto.

¿Qué les va a permitir la ampliación?

Aumentar la producción por lo menos en 40 a 50% y aparte nos vamos a volver más rentables, podremos abastecernos nosotros mismos y no tendremos que importar vidrio.

¿Ahí termina la inversión por este año?

Por este año no hay más. De hecho somos de los que más estamos creciendo en el sector. Hace diez años éramos la mitad de Alumina y hoy somos cuatro veces ellos y lo mismo ha pasado con otras. Las utilidades siempre se están reinvirtiendo en ampliaciones y tecnologías para llegar donde queremos, que es vender mil millones de dólares anuales de aquí a cinco años.

¿Cuál será la estrategia?

La estrategia es la nueva tecnología, tratar de buscar afinidades en los mercados con los diferentes jugadores y empezar a hacer adquisiciones en distintos mercados. En Bolivia y Panamá ya somos número uno, la idea es entrar en el mercado de Perú y Ecuador, estamos gastándole bastante tiempo a la costa oeste de EE. UU. y queremos empezar a vender en Europa, especialmente en Italia. La intención es dedicarle todo este año a planificar qué y dónde lo vamos a hacer.

Hasta ahora han crecido orgánicamente y llegando a nuevos mercados. Esto parece un cambio esencial.

La entrada al Nasdaq da la posibilidad de hacer adquisiciones y unir la fábrica con otras. Estamos pensando cuales serían las alternativas más convenientes.

¿Ya hay conversaciones?

No, y si las hubiera no podría adelantar nada.

Con el crecimiento en EE. UU., ¿piensa montar planta allí?

Queremos seguir haciéndolo todo desde Barranquilla, porque el éxito no se mide solo en términos monetarios, sino en los sueños, y un sueño es brindarle a Barranquilla empleo. Incluso, compramos hace poco 150 hectáreas para seguir expandiendo la fábrica en esa ciudad.

¿Acaso están creciendo hacia afuera porque el mercado interno está agotado?

No, en Colombia pensamos aumentar un 40% las ventas; lo que pasa es que el mercado de Estados Unidos está creciendo mucho más.

VAN POR LAS OPORTUNIDADES DE LOS TLC

Nosotros somos el mejor ejemplo de lo que el TLC debe ser. Importamos de EE. UU. y exportamos hacia allá, y eso nos facilita la vida”, dice Daes.

Agrega que gracias al tratado han cotizado trabajos para el Gobierno de esa nación y logran visitar las oficinas oficiales y las del ejército, algo que antes no podían hacer como empresa extranjera.

Según el empresario, esperan que tarde o temprano se firme el acuerdo con Panamá y están pensando en meterse con fuerza en el mercado de Canadá, en la segunda parte de este año.

“Las posibilidades son muchas, tenemos el producto y el mercado está. Lo que no ha habido es tiempo, porque evidentemente venimos creciendo muy rápido y a veces tenemos las manos llenas”, anota.

Link: Tecnoglass duplicaría ventas tras su incursión en el Nasdaq

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *